Programa “Los medios como agente educativo”

El papel de los medios como influencia en el desarrollo afectivo sexual de los jóvenes.

Las ficciones influyen mucho en los niños, se nutren de la realidad, pero también tienen la capacidad de transformarla.

El sector de la población infanto-juvenil es muy vulnerable a los mensajes de los medios. El consumo medio de un joven a la semana es: 31 horas de televisión,18 horas de música, 3 horas de películas, 4 horas de lectura de revistas, 10 horas de internety 10 horas de mass media.

Por ello hemos creado un programa para que los medios se conviertan en un agente educativo más que puede influir y transformar la sociedad.

Qué vas a aprender

  • El poder de los medios en el desarrollo social y psicológico de los jóvenes.
  • Los medios como mensaje y mensajero e instrumento de cambio social.
  • Conciencia y abordaje de los mensajes sobre sexualidad y afectividad.
  • Mensajes estereotipados de mujeres a lo largo de la historia de los medios.
  • Mensajes estereotipados de hombres a lo largo de la historia de los medios.
  • Modelos sanos de feminidad y masculinidad.
  • Atención a conceptos como igualdad y diversidad.

Descripción del curso

El objetivo de este programa es que la población infanto-juvenil tan vulnerable, puesto que carece de sentido crítico, tenga un tratamiento ético y educativo cuando se desarrollen productos dirigidos a ellos y no se les trate como meros consumidores. La idea es que este profesional desarrolle su sentido de responsabilidad y se nutra de conocimientos para tratar de influir positivamente en la educación de las futuras generaciones. Por ello es importante revisar los posibles mensajes estereotipados del concepto de ser hombre y de ser mujer para tomar conciencia y poder contar historias, con referentes sanos y equilibrados.

¿A quién se dirige?

Este programa está dirigido a publicistas, creativos, periodistas, guionistas, blogueros o cualquier persona que esté involucrada en el mundo mass-media.

Quiero más información sobre estos programas.